200 millones de niñas y mujeres sufren la ablación genital femenina

Los últimos datos arrojados por el informe de UNICEF La mutilación genital femenina: una preocupación mundial, muestran que al menos 200 millones de niñas y mujeres sufren la ablación genital femenina. Además, el número de mujeres víctimas de esta práctica se incrementó en 2015 en 70 millones respecto a 2014.

Las causas de este aumento son, por un lado, el acelerado crecimiento de la población en muchos países subdesarrollados y, por otro lado, el hecho de que cada vez se dispone de más información sobre el alcance de la mutilación genital femenina. Por lo tanto, los datos que estiman el número total de niñas y mujeres afectadas son más reales. Hoy en día, ya son 30 los países que cuentan con datos representativos sobre la ablación.

Según el estudio de UNICEF, la mutilación genital afecta a 44 millones de niñas menores de 14 años en el mundo. Asimismo, muchas de estas niñas sufrieron la ablación antes cumplir los cinco años. Los países en los que hay un mayor de porcentaje de niñas y mujeres afectadas de entre 15 y 49 años son Somalia, con un 98%; Guinea, con un 97%; y Yibuti, con un 93%. Esta violenta práctica supone un gran peligro para salud de las víctimas, además de conllevar secuelas físicas y psicológicas de por vida y de representar la violación de los derechos de la niña y de la mujer.

Cabe destacar que gracias a los esfuerzos internacionales para erradicar la ablación femenina, esta práctica se ha logrado reducir significativamente en algunos países. En los últimos 30 años, Liberia es el lugar donde más ha disminuido la mutilación genital, en un 41%, seguida de Burkina Faso, con un descenso del 31%, de Kenya, con un 30% y de Egipto, con un 27%.

Por otro lado, cada vez son más las personas de los países donde existen datos sobre la mutilación genital femenina que piensan que esta práctica se debe eliminar. Desde 2008, más de 15.000 comunidades y distritos en 20 países han declarado públicamente el abandono de la ablación y 5 países han aprobado leyes que penalizan la práctica.

Pese a los datos que indican que el número de mujeres sometidas a la mutilación genital femenina aumentará en los próximos 15 años debido al crecimiento de la población, los nuevos Objetivos de Desarrollo del Milenio incluyen como una de sus metas acabar con esta violación de los derechos humanos. La colaboración entre gobiernos, organizaciones internacionales, comunidades, líderes religiosos y las propias familias será clave para conseguirlo.

Posts relacionados:

Related Posts