Agua y jabón, aliados que salvan vidas

Lavarse las manos con agua no es suficiente, añadir el uso del jabón al lavado de manos es esencial para la prevención del contagio de enfermedades. Las manos humanas transportan miles organismos patógenos, adquirir el hábito de higiene básico de lavarse las manos con agua y jabón es una manera eficaz y barata de evitar su contagio.

Los beneficios de lavarse las manos son especialmente importantes para los más pequeños en los países en vías de desarrollo. Según los datos del Global Public-Private Partnership for Handwashing with Soap (PPPHW), realizar un correcto lavado de manos con agua y jabón evitaría cerca del 44% de las muertes causadas por enfermedades diarreicas y el 25% de las infecciones respiratorias agudas que suponen la mayor causa de muerte de los menores de cinco años a nivel mundial.

En los últimos quince años se ha conseguido reducir a más de la mitad la mortalidad infantil dentro del marco de los Objetivos del Milenio pero, incluso así, 1,7 millones de menores de cinco años mueren por diarrea o neumonía. En la mayor parte de los casos debido a un acceso insuficiente a agua, jabón e infraestructuras de higiene elementales.

Desde 2008 se celebra el 15 de octubre el Día Mundial del Lavado de Manos, una campaña que se relanza cada año en esta fecha pero que se mantiene viva durante todo el año. Además de promover el uso de agua y jabón durante el lavado de manos, el día también incide en la necesidad de asegurar abastecimientos de agua potable e infraestructuras de saneamiento mejorado en los lugares que no gozan de ellos.

En España, diversas entidades públicas, privadas y no lucrativas colaboran en la iniciativa: AbbVie, Agbar (ahora Suez Water Spain), Alianza Aire, DKV, Fundación LovexAir, Fundación Roger Torné y Rentokil Initial. En su página web dedicada al lavado de manos hay todo tipo de información y consejos para desempeñar correctamente este hábito tan saludable.

Posts relacionados:

Related Posts