Avances en el proyecto ‘Piedra de Fuego’ en La Palma

El Cabildo Insular de La Palma ha avanzado esta semana en el desarrollo del proyecto del balneario de la Fuente Santa elaborado por el equipo del arquitecto Federico Soriano, una infraestructura de gran importancia para la isla y llamada a convertirse en un referente del turismo termal en Canarias, que estará ubicada en el municipio de Fuencaliente.

El consejero de Planificación del Cabildo de La Palma, Gonzalo Pascual, junto a otros miembros de la corporación insular e integrantes del equipo redactor del proyecto del balneario, se han desplazado a Fuencaliente para mantener un encuentro con representantes de las diferentes fuerzas políticas del consistorio en el que han dado a conocer los detalles de la futura instalación.

Pascual ha destacado la relevancia que tiene para la corporación insular “mantener una reunión tanto con representantes del Ayuntamiento d e Fuencaliente como con la ciudadanía en general, para que se conozcan los pasos que desde el Cabildo estamos dando para impulsar este balneario”. El consejero insular de Planificación ha recordado, además, que la infraestructura se integrará con el entorno para reducir al máximo el impacto paisajístico y se pretende que tenga un consumo energético casi cero.  

¿Cómo será el proyecto? 

Piedra de Fuego, del arquitecto madrileño Federico Soriano Peláez, fue el proyecto ganador del concurso de ideas que realizó el Cabildo insular. Su proyecto se desarrolla siguiendo 5 premisas o estrategias arquitectónicas, que son: el uso del agua en charcas y pozas, un edificio en 4 niveles que se incrusta en la forma del paisaje (imitando las lenguas de las coladas volcánicas), un complejo de accesibilidad universal pese a ser escalonado, programas de servicios en descenso por niveles (desde lo lúdico hasta lo médico) y plena integración con los mismos materiales de la zona y aportando luz y color mediante técnicas de construcción.

Se trata, explicó el arquitecto en la presentación del proyecto, “de un espacio cuya cuestión histórica se refleja separando el edificio del balneario de la fuente original y su galería. Al igual que Altamira (ejemplo) “no se debe modificar lo encontrado, por eso independizamos el complejo”. Además, añadió, es “un proyecto reversible y desenchufado o autosuficiente, sin infraestructuras costosas como redes de energía y que se mantiene con placas fotovoltáicas con láminas de agua. Lo que se pretende es el uso sostenible del edificio”.

El balneario insular contará con uno 6.600 metros de superficie total. Dentro habrán 4 niveles de edificación de unos 900 metros cada uno. Esto permitirá una capacidad o volumen de ocupación para uno máximo de unas 330 personas en todos sus espacios interiores, que se reparten en unas 120 personas en zona de tratamientos, unas 180 en zona Spa y otras 30 en zona médica. Se prevé que tendrá un coste cercano a los 5 millones de euros.

Historia de la Fuente Santa 

La llamada Fuente Santa, fue una fuente de aguas termales, situada en el sur de la isla de La Palma, y a cuyas aguas se le atribuían propiedades curativas, siendo reconocidas tanto por los colonizadores europeos, como por los antiguos pobladores de la isla.

La fuente de aguas termales medicinales (las crónicas de la época dicen que sus aguas curaban enfermedades de la piel) conocida como Fuente Santa se ubicaba en la costa del actual municipio de Fuencaliente (el nombre del pueblo viene precisamente de esa fuente), cerca de la actual Playa de Echentive. En el año 1677 la erupción del volcán de Fuencaliente sepultó con sus lavas la Fuente Santa.

Posts relacionados:

Related Posts

Leave A Reply