El cambio climático afecta a las ciudades españolas

El crecimiento acelerado de la población global provoca a su vez el incremento de núcleos urbanos, grandes responsables del calentamiento global. Hoy en día las ciudades consumen el 78% de la energía y generan el 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial.  Hace 50 años solo el 30% de la población vivía en zonas urbanas, sin embargo, actualmente el 50% de la población global es urbana, lo que representa una cifra de 3.500 millones personas. La organización WWF, dentro de su campaña #NiUnGradoMás, advierte que el cambio climático afecta a las ciudades españolas, que sufrirán con intensidad el aumento de las temperaturas, de seguir la tendencia actual.

Las predicciones auguran que con cada año que pase habrá más días en las ciudades de nuestro país en los que el termómetro alcance los 30 – 35 grados Celsius, principalmente en el centro y el sur de España. Este fenómeno se conoce como “islas de calor”, ya que en los núcleos urbanos se registran temperaturas superiores a las zonas rurales en un promedio de 3 a 4 grados. Se prevé que las temperaturas medias actuales en nuestro país aumenten hasta 4 grados durante el invierno y hasta 6 grados en verano.

Como consecuencia del cambio climático, España y sus urbes sufrirán periodos de sequía más largos y las lluvias se verán reducidas entre un 10 y un 20%. A esto se le sumará una mayor evaporación del agua, que se calcula alrededor de un 6% hasta 2050, pero que podría alcanzar un 21% a finales del siglo XXI.

WWF también alerta de que el calentamiento de las ciudades provocará un incremento de la frecuencia, duración e intensidad de los fenómenos climatológicos extremos tales como lluvias torrenciales, inundaciones, sequías u olas de calor. Además, el impacto del cambio climático a nivel urbano agravará el estrés hídrico y pondrá en peligro el suministro de agua potable.

Posts relacionados:

Related Posts