La lacra del matrimonio infantil en África

Unicef advierte de que África es el continente con las tasas más altas de matrimonio infantil y que si los estados africanos, no ponen en marcha acciones para la prevención del matrimonio infantil, el número de niñas casadas en el continente se incrementará de los 125 millones actuales hasta alcanzar los 310 millones en 2050.

Para acabar con la lacra del matrimonio infantil en África, la ONG Human Rights Watch (HRW), con la publicación del informe “Acabar con el matrimonio infantil en África: abriendo las puertas a las niñas a la educación, sanidad y protección contra la violencia” ha hecho un llamamiento a los gobiernos africanos para que se comprometan a establecer leyes que supongan una garantía legal para proteger a las menores del matrimonio temprano. Asimismo piden que la coordinación junto con los líderes religiosos y sociales para la promoción de acciones que logren concienciar a la sociedad africana al respecto.

HWR recuerda también que los estados de este continente acordaron diversos tratados de derechos humanos de la mujer y del niño en los cuales se recoge explícitamente que la edad mínima para contraer matrimonio es de 18 años. Pese a ello, en al menos 20 países africanos se permite a las menores casarse antes de llegar a la edad mencionada y el matrimonio infantil afecta al 40% de las niñas en África subsahariana.

Según la investigadora de HRW en África, Agnes Odhiambo, “no hay una solución única para acabar con el matrimonio infantil. Los gobiernos africanos deben comprometerse a realizar un cambio integral que incluya una reforma legal, así como el acceso a una educación de calidad y a información y servicios de salud sexual y reproductiva”.

Los riesgos a los que se enfrentan las menores cuando se casan antes de la edad adulta son muchos y marcarán el resto de sus vidas. Al contraer matrimonio acaba su educación ya que dejan de asistir a la escuela. Por otro lado, se ven expuestas a la violencia doméstica, a los abusos sexuales y a un elevado riesgo de muerte por maternidad temprana o por VIH.

La pobreza suele ser la causa más frecuente de que se produzcan matrimonios infantiles, ya que para las familias supone un miembro menos al que alimentar y, en ocasiones, reciben una compensación económica a cambio de sus hijas. Al mismo tiempo, la falta de acceso a educación, las creencias tradicionales que subordinan a niñas y mujeres bajo el yugo de los roles de género y la imperante cultura patriarcal machista son las grandes bases que perpetúan el matrimonio infantil en África y en todo el mundo.

Posts relacionados:

Related Posts