Santiago de Chile, abastecida de agua hasta el invierno de 2016

Los habitantes de la capital chilena pueden respirar tranquilos en cuanto a las provisiones de agua potable, por lo menos hasta el próximo invierno. Así lo ha asegurado el presidente de Aguas Andinas, Felipe Larraín Aspillaga, quien ha destacado que gracias a las acciones implantadas por la compañía se podían garantizan las reservas.

La preocupación generalizada es fruto de la sequía que se instauró en Santiago y su área metropolitano desde hace ya cinco años y que no parece dar tregua. Las medidas que ha tomado Aguas Andinas han logrado evitar que ahora mismo la ciudad se vea sometida a una dura restricción de agua.

¿Cuáles han sido estas medidas que han podido tranquilizar a la población? Entre las más destacadas se encuentran las obras que han permitido poder traspasar agua des del sistema hídrico Maipo al Mapocho, así como también las gestiones para reducir pérdidas y roturas en las redes, destinadas a incrementar la eficiencia. A esto se debe sumar la existencia de casi dos mil glaciares en la región metropolitana de la capital.

Como es lógico, a pesar de la garantía de reservas, el gobierno ha hecho un llamamiento al consumo responsable del agua para que los ciudadanos tomen conciencia de que es un recurso demasiado valioso como para desperdiciarlo.

A las buenas noticias sobre la garantía de agua se añade la posibilidad de que el fenómeno climático El Niño, que afecta por esta época las zonas costeras del Pacífico de América del Sur, pueda alcanzar niveles excepcionales en lo que queda de año, lo que significaría el retorno de las tan esperadas lluvias.

Tweet: Aguas Andinas garantiza el agua potable a Santiago de Chile hasta el invierno de 2016.

Posts relacionados:

Related Posts